historias_de_viajero_cena

Cena entre amigos

cabecera_historias_viajero



Pilar, Madrid (grupo Octubre 2005)

 

Cena de amigos: ¿os venís a Egipto el año que viene? nosotros será la tercera vez que vamos. Mmm…., bueno, en principio, sí. Lo dejamos todo en manos del ponente, y de inmediato nos sumergimos en Internet, libros, revistas y toda clase de información; en sucesivos encuentros nos van dando información mas detallada, se nos apunta la posibilidad de que el viaje fuera dirigido y organizado por un tal MAHMOUD, anterior guía de nuestros amigos, y que en esta ocasión estaba acompañado siempre por su esposa, ROSA, imposible tener mejores personas a nuestro lado no solo como guías, sin ellos, no habríamos disfrutado tanto y tan a fondo : INOLVIDABLE Y OJALA SE REPITA.
En todo momento nos hemos sentido arropados y protegidos, cualquier duda o deseo siempre dentro de lo programado se nos aclaraba o se llevaba a efecto y en algunas, muchas ocasiones, bastaba con apuntar la posibilidad de ir, ver, o consultar algo y, casi de inmediato veíamos cumplido nuestro deseo: IMPAGABLE SU ESFUERZO.
Las anécdotas han sido múltiples y todas agradables, empezando por nuestra llegada a Aswan donde sin saber nosotros que nos recibiría un guía, no lo buscamos y casi íbamos por libres, y por otra parte, la organización pensaba que no habíamos salido de Madrid, pero el susto duro poco ya que apareció un colaborador de MAHMOUD.
El primer día muy tempranito, ya pudimos presentir que el viaje tenía que resultar FANTASTICO, ¿cómo se puede ver el templo de Abu-Simbel, solos? esto debe ser por culpa de la pareja de brujos y sus cálculos horarios: FASCINANTE.
El resto de los templos visitados también fueron casi en exclusiva, y que decir del pueblo Nubio, el oasis, tomar té con gente del pueblo, paseo en calesa, navegación por el Nilo y todo esto cada vez mas inmersos en la historia del pueblo egipcio, nos han hecho vibrar en cada templo y cada casa, nos sentíamos como en la nuestra.
Ahora nos vamos a EL CAIRO: ¿lo conocen¿, pues lo que les cuenten es poco, ¿ la circulación ¿ los semáforos forman parte del mobiliario urbano así como las personas y los coches, todos juntos, revueltos, sin orden y cada uno por libre , pero no pasa nada y así hasta la madrugada y, vuelta a empezar: ALUCINANTE.
Todo lo que vimos en la ciudad te atrapa, te embruja, nuestra sensación es de satisfacción plena y nuestro deseo no es otro que el de seguir viendo cosas y más cosas…. Pero eso será en otra ocasión, esperemos que no muy tarde, ya que no siempre se tiene la fortuna de conocer a una pareja tan ENCANTADORA como nuestros guías, gracias y HASTA LA PROXIMA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *